Mantenimiento del microcemento

El mantenimiento del microcemento es algo a tener en cuenta cuando te decantas por realizar una obra u reforma con este tipo de revestimiento decorativo. Si bien es cierto que, este es un material que no requiere de la limpieza o del cuidado que precisan otro tipo de materiales de construcción. Desde CEMENTEC nos hemos propuesto comentarte, todos y cada uno de los aspectos que debes tener en cuenta, así como nuestras recomendaciones, a la hora de saber como efectuar un magnífico mantenimiento del microcemento desde su instalación hasta el paso de los años.

Recordemos que, o pongamos en contexto para aquellos que todavía no lo sepan, el microcemento ha de tener un cuidado similar al de un suelo laminado de parquet de madera natural. Su mantenimiento diario debe ejecutarse con agua y jabón neutro de igual forma que, utilizar una fregona o esponja no abrasiva. Nunca se optará por fregar con productos que generen abrasión como podrían ser: cepillos metálicos o estropajo y no se debe emplear ni cloro, ni amoníaco.

Y aunque este revestimiento decorativo es un material que al aplicarlo sobre superficies no pierde efectividad y destaca por su dureza y resistencia, se ha de evitar confrontarlo frente a abrasiones, impactos o colisiones para garantizar su eficiencia. No arrastrar objetos pesados, no derramar líquidos sobre el mismo, o no pisar arrastrando piedras o arenillas, son alguno de los consejos para asegurar el mantenimiento del microcemento.

Cómo realizar la limpieza y mantenimiento del microcemento

Entrando un poco más en materia, el microcemento tiene de por sí una serie de cualidades a diferencia de otros materiales, que facilitan o hacen mucho más sencillas las tareas relacionadas con el mantenimiento del microcemento. Su impermeabilidad, la resistencia que tiene frente a manchas o sustancias químicas y la vida útil que puede llegar a tener, son aspectos tan importantes que merecen ser comentados por separado.

Impermeabilidad y propiedades frente a las manchas

Las superficies sobre las que se apliquen microcemento, adquirirán la capacidad de la impermeabilidad una vez se haya aplicado su correspondiente capa de sellado. Esta capa se compone de un barniz que otorga protección superficial al microcemento haciendo que, la superficie no se moje ni cambie de color. Eso sí, la exposición prolongada ante líquidos podrá hacer que, al cabo del tiempo, la humedad llegue a filtrarse.

En CEMENTEC ofrecemos dos vertientes. Una que realza el aspecto cementoso, como es el producto FINISH FORTE y otra, caracterizada por la ausencia de juntas que confieren un aspecto más «lacado», como es el caso de FINISH FORTE PLUS.

En definitiva, esta impermeabilidad permitirá eliminar con facilidad la suciedad de manchas como agua, vino, refrescos, aceite, etc.

Resistencia química

Resistencia es la palabra para definir a este producto. Todo lo anterior no supondrá problemas si se efectúa una limpieza adecuada y en su tiempo, con agua y jabón neutro. De hecho, en CEMENTEC hemos diseñado el producto LIMP, un producto específico para la limpieza de los revestimientos decorativos de microcemento.

Sin embargo, algunos productos abrasivos pueden ocasionar un quebradero de cabeza y dejarnos manchas. La lejía pura, la acetona, el salfumán o el amoniaco deben limpiarse rápidamente, ya que, pueden estropear el efecto protector del sellador.

Algo que también ocurre con productos del día a día como el vinagre, o el zumo de limón. El ácido ha de tenerse muy en cuenta.

Vida útil del microcemento listo al uso

Asimismo, es primordial saber que, al cabo de unos años (con independencia del uso del cuidado), la capa de sellado del microcemento que confiere impermeabilidad al revestimiento decorativo, acabará desgastándose. Por ello, en CEMENTEC diseñamos el producto MANTEN. Una cera natural acuosa que favorece el mantenimiento del microcemento y que evita (en su medida), el tener que volver a lijar y a aplicar una nueva capa de sellado o la renovación por completo del material.

Cómo actuar tras la instalación de este revestimiento decorativo por CEMENTEC

Conoce los consejos que nuestros propios aplicadores refieren y que venimos a transmitirte.

Forma de actuación durante las primeras 72 horas

Deberás esperar 48 horas desde la aplicación del sellador para poder circular con cierto cuidado sobre el pavimento. Incluso podemos llegar a afirmar que, no será hasta después de haber transcurrido 7 días, cuando el pavimento se torne firme y puedas transitar con normalidad.

Lo mejor es proteger el suelo con papeles o cartón, para así evitar las posibles afecciones por la humedad o la aparición de rallados. La temperatura deberá controlarse para que esté por encima de los 15 °C en cualquier momento del día.

Forma de actuación tras los primeros 7 días

Otra de las cosas interesantes de saber es que, en los primeros 7 días, deberás ventilar las estancias y no limpiar ni humedecer el microcemento.  Una vez pasados los días, deberá limpiarse con suavidad utilizando solamente agua. Será al mes, cuando puedas comenzar a emplear el producto LIMP de CEMENTEC (compuesto de agua y jabón neutro), apoyar objetos pesados e incluso arrastrarlos.

Forma de actuación tras el primer mes

En esa fecha, el microcemento llegará a su máxima dureza y resistencia, una vez transcurrido el tiempo crítico para conseguir que el material se asiente. Tomando todo tipo de cuidados y siguiendo nuestras recomendaciones acerca del mantenimiento del microcemento.